fbpx

La Ópera de Oslo. Arquitectura singular por el mundo

ópera de oslo noruega arquitectura singular

¿Te imaginas caminar por unos de los edificios más impresionantes de Europa? ¿Y caminar por un glaciar? La Casa de la Ópera y el Ballet de Oslo se han convertido desde su apertura en uno más de los atractivos de la capital de Noruega, y no solo por su destacada programación de espectáculos y eventos. También es interesante por su singularidad arquitectónica, que atrae las miradas de la inmensa mayoría de visitantes de la ciudad.

El perfecto ejemplo de arquitectura contemporánea

La conocida como Ópera de Oslo abrió sus puertas en el año 2008, siguiendo un diseño del estudio de arquitectos noruegos Snøhetta. Ellos concibieron este espacio tan curioso y, además, contaron con la colaboración de otros artistas de renombre para crear ciertos elementos, desde los telones del teatro hasta las texturas características de su azotea.

El resultado es de lo más armonioso y plenamente integrado en la ciudad y, sobre todo, en el fiordo de Oslo que tiene enfrente, ya que el edificio está a las mismas orillas del mar del Norte. De alguna forma, esa ubicación es la que le da forma, ya que el edificio simula ser un gran bloque que emerge de las gélidas aguas de ese mar, como un iceberg.

Fachada del edificio

Al igual que los icebergs, la Casa de la Ópera y el Ballet tiene una parte visible sobre la superficie y otra sumergida. Por fuera vemos una construcción prismática hecha de mármol y grandes cristaleras que no aparenta cobijar en su interior tres escenarios, numerosas salas, talleres, almacenes, camerinos, vestíbulo y todas las dependencias que necesitan los grandes teatros del mundo.

Para hacernos una idea, hay que saber que el auditorio principal tiene una capacidad que supera las 1300 personas y su escenario está a 16 metros bajo el nivel del mar. Mientras, su segundo auditorio puede acoger a cuatro centenares de asistentes. En definitiva, es una construcción de lo más interesante, y también cara, ya que costó más de 500 millones de euros.

Interior de la Ópera de Oslo

Si el exterior de la Ópera de Oslo es muy atractivo, algo similar tenemos que decir de su interior. Por cierto, es un teatro donde hay muchos guiños a la tradición, como la forma de herradura del auditorio que recuerda a los escenarios antiguos o porque dentro predomina la madera de roble.

El trabajo de la madera es algo congénito a la arquitectura noruega desde tiempos de los vikingos y de sus impresionantes iglesias, que nos encontraremos viajando por el país.

Escala la Ópera de Oslo

No obstante, tal vez no te apetezca hacer ese desembolso económico o no se programe nada de tu interés durante tu estancia en Oslo. Eso no significa que no visites este bello edificio. Acércate a verlo, ya que es una experiencia muy interesante. Desde el suelo, el techo de la Ópera de Oslo asciende abruptamente, creando una pasarela expansiva más allá de las altas ventanas de cristal del vestíbulo interior. Disfruta del fiordo de Oslo desde allí.

En su entorno siempre que haga buen tiempo habrá gente paseando, haciendo deporte o charlando a orillas del mar. Además, es posible acercarse hasta las grandes vidrieras del edificio y asomarse para ver los ensayos de las obras que se van a representar.

Y, como hecho excepcional, vas a poder escalar por los tejados del edificio. Es posible subir a los tejados, hasta hay gente que aprovecha su pendiente para hacer sus entrenamientos deportivos.

La experiencia de subir merece la pena. Primero porque es gratis, lo cual en Noruega siempre es interesante. Pero, además, porque es un espacio que diseñaron diversos artistas contemporáneos y llega a ser el escenario de algunas representaciones al aire libre.

Conexión de Tierra y Mar

Al acercarse a la casa de la Opera Nacional de Noruega y el Ballet del puerto en Oslo, es posible imaginar que el edificio es un enorme glaciar deslizamiento en el fiordo. Granito blanco se combina con mármol italiano para crear la ilusión de hielo brillante. El techo inclinado forma ángulos hacia el agua como un trozo irregular de agua congelada. En invierno, los flujos de hielo naturales hacen de esta arquitectura indistinguible de su medio ambiente.

Los arquitectos de la Ópera propusieron un edificio que se convertiría en una parte integral de la ciudad de Oslo. La Ópera parecería a levantarse desde el fiordo. El paisaje esculpido llegaría a ser no sólo un teatro para la ópera y el ballet, sino también una plaza abierta al público.

Un paso al interior

La entrada principal de la Ópera de Oslo es a través de una grieta debajo de la parte más baja de la cubierta inclinada. En el interior, la sensación de altura es impresionante. Las agrupaciones de columnas blancas delgada, ángulo de hasta ramificación hacia el techo abovedado. La luz inunda a través de ventanas que se elevan tan alto como 15 metros.

El diseño de las ventanas 15 metros de altura presenta un desafío. Los enormes cristales de las ventanas en la Ópera de Oslo necesitan apoyo, pero los arquitectos querían minimizar el uso de columnas y los marcos de acero. Para dar a la fuerza paneles, aletas de vidrio, se fija con accesorios de acero pequeños, se intercala dentro de las ventanas.

Además, para cristales de las ventanas de este tamaño, el cristal en sí tenía que ser especialmente fuerte.

En la fachada sur de la Ópera de Oslo, paneles solares cubren bastante espacio de la superficie de la ventana.

La madera en la ópera de Oslo

El interior de la Ópera de Oslo es un contraste entre el paisaje glacial de mármol blanco. Diseñado por los constructores de barcos noruegos, hay curvas paredes alrededor de la sala principal y fluye orgánicamente en las escaleras de madera que conducen a los niveles superiores.

Si la madera y vidrio dominan muchos de los espacios públicos periféricos, piedra y agua informan el diseño interior de los baños.

La casa de la Opera Noruega y ballet ha anclado la remodelación del puerto de Oslo. El proyecto de código de barras, donde una serie de jóvenes arquitectos han creado de usos múltiples edificios de viviendas, ha dado a la ciudad una verticalidad que no conocía antes. Ópera de Oslo ha convertido en un animado centro cultural y un símbolo monumental para la Noruega moderna. Y Oslo se ha convertido en una ciudad de destino para la arquitectura moderna de Noruega.

 

Esperamos que os haya sido útil el post «La Ópera de Oslo. Arquitectura singular por el mundo» que nos escribe nuestra colaboradora Ángela Gómez. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Córdoba y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

cuatro + 1 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies