fbpx

Convento de Santa Cruz. Edificios con historia

Convento de Santa Cruz Edificios con Historia Córdoba

edificios con historia obra nueva en cordoba

El edificio que este mes vamos a mostraros se encuentra en el barrio de San Pedro, concretamente en la Calle Agustín Moreno, cuna de la joyería, y por donde sus calles rebosan  Córdoba en estado puro.  En este lugar se alza el histórico Convento de Santa Cruz, fundado en 1464. Un edificio que data del siglo XV, pero que se le han ido añadiendo anexos y medianeros al menos durante tres siglos, creando en su interior una ciudad pequeñita, donde encontramos espacios para el trabajo, de intimidad, para la comunidad, patios y huertos.

El Convento de Santa Cruz fue un patrocinio de la familia de los Ríos que perdura hasta nuestros días. Un entramado de casas donde el valor histórico y artístico es incalculable. Cabe destacar la Iglesia, el claustro principal, la casa mudéjar y la barroca, del siglo XVIII.

Un Convento que en 2009, debido a una precaria situación económica, llevó la petición de cierre y la posible venta del inmueble a las autoridades, consiguiendo finalmente y con una rápida resolución que se catalogara como Bien de Interés Cultural, garantizándose así que se preserve su integridad.

El Convento de Santa Cruz

El edificio de planta irregular, es el resultado del añadir diversas casas organizadas en torno a patios de estilo andaluz. Pero sobresale el edificio principal y el claustro de éste, que tiene en sus columnas elementos romanos y mudéjares reutilizados, y techos cubiertos con alfarjes del siglo XV. En el centro del claustro se conserva una fuente poligonal de mármol rojo de Cabra.

La entrada al convento, por la calle Agustín Moreno, la preside una portada de reducido tamaño y de composición clasicista de finales del siglo XVII. Con un vano de medio punto con columnas de fuste estriado sobre pedestales. Rematándolo, un frontón triangular con los escudos de la orden de los franciscanos de las cinco llagas.

Atravesando la puerta accedemos a un primer patio donde llegamos al portón de la Iglesia, con arcos de medio punto sobre columnas pétreas y capiteles adornados.

convento de Santa Cruz Córdoba

La Iglesia en Convento de Santa Cruz

El edificio siguiendo al modelo tradicional de iglesias de conventos, es de planta rectangular y con una sola nave, cabecera plana y coro a los pies. Los tramos de la nave, cubiertos por bóvedas de crucería del siglo XVII, estaría cubriendo la antigua cubierta de madera.

A destacar el zócalo de azulejo con motivos vegetales  del siglo XVIII en tonos azules y blancos. El solado del mismo siglo, forman temas vegetales y geométricos en tonos desde el verde, hasta el amarillo, pasando por el blanco.

El retablo mayor que nos encontramos en la capilla principal, está dedicado a la glorificación de la Santa Cruz, el retablo está presidido por una talla actual del Resucitado. Sin empequeñecer al gran valor histórico de este templo, destacaremos el retablo de Belén compuesto por once pinturas flamencas y una talla anónima de la Virgen de Belén.

El interior del Convento

Siguiendo la tradición mudéjar, para acceder al convento lo hacemos por un patio de dos pisos, el superior con una galería abierta. En el centro del patio se conserva un pozo de planta poligonal con azulejos de motivos vegetales.

Si continuamos el siguiente edificio anexo es la casa del Patio de Triana, de dos pisos. A continuación, el Patio del Torno, de planta irregular y que destaca por sus galerías porticadas, arcos de medio punto peraltados y con capiteles visigodos y árabes.

La verdad es que es un paseo maravilloso por la historia de Córdoba, desde que pones un pie dentro del recinto.

En torno a este patio se levanta uno de los edificios del complejo más interesantes, La Casa Mudéjar, con una impresionante techumbre realizada con un forjado de vigas con restos de alfarjes decorados de estilo gótico.

La Casa de Novicias y la Barroca

Terminando nuestro recorrido por el Convento de Santa Cruz, llegamos a las dos últimas casas del conjunto. Ambas del siglo XVIII, fue construida la primera como lugar de retiro. Sus dos plantas en torno a un patio y una torre mirador, que aún conserva su policromía original, es lo más destacable de ella.

Mientras que la Casa Barroca conserva una fantástica decoración mural en la fachada exterior de la segunda planta. Además de trampantojos, escudos y enmarques de ventanas tan propios del barroco.

Sin duda un recorrido que se nos queda corto, que nos deja con un extraordinario sabor de boca, que nos lleva a tiempos pasados de la ciudad. Un complejo que con toda la razón del mundo tenía que declararse Bien de Interés Cultural.

 

Como siempre os animo a pasear por nuestra ciudad, a descubrir rincones que seguro que por mil veces que hayamos pasado, no los conocemos. Porque tenemos una ciudad que bien merece cada catalogación que tiene. Conservemos siempre nuestra identidad y nuestra cultura arquitectónica.

Hosting

Esperamos que os haya sido útil la entrada «Convento de Santa Cruz. Edificios con historia«. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Córdoba y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

 

 

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

ocho − tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies