fbpx

Hospital del Cardenal Salazar. Edificios con historia

Hospital del Cardenal Salazar - obranuevaencordoba

edificios con historia obra nueva en cordoba

Antes de empezar, daros las gracias por la acogida que tiene en blog , cada uno de los post de esta sección y en especial, por la repercusión que ha tenido el último, sobre el Palacio de Torres Cabrera. En este número vamos a hablar del Hospital del Cardenal Salazar, un edificio que últimamente ha estado en boca de muchos programas sobre ocultismo, ya que parece que se han registrado algunos fenómenos paranormales dentro de él. Pero como siempre hacemos nosotros, nos vamos a centrar en el pasado histórico y arquitectónico.

El antiguo Hospital del Cardenal Salazar, también conocido como hospital de Agudos, enclavado en pleno barrio de la Judería, construido en el siglo XVIII, de estilo barroco. El edificio actualmente aloja la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba.

Además este edificio alberga la Capilla de San Bartolomé, de estilo mudéjar y datado en el siglo XIV y una impresionante botica, de la que a continuación hablaremos.

 

Hospital del Cardenal Salazar - obranuevaencordoba

La Historia del Hospital del Cardenal Salazar

En sus orígenes, este edificio se concibió como colegio para los acólitos y niños del coro de la catedral. Con este motivo, el promotor de la obra, el cardenal Pedro de Salazar Gutiérrez de Toledo, perteneciente a la orden de la Merced, compró en 1701 la casa solariega situada frente al convento de San Pedro de Alcántara. El proyecto para esta obra se encargó al arquitecto Francisco Hurtado Izquierdo, quien también fuera maestro mayor de la catedral.

En 1704, Córdoba sufrió la asolación debido a una epidemia de peste que hizo evidente la escasez de centros asistenciales en la ciudad. Los dos cabildos, municipal y eclesiástico, solicitaron que este centro se destinara a ser hospital y así remediar la precaria situación sanitaria. El hecho de que la obra estuviera ya casi acabándose cuando fue decidido el cambio de funciones, justifica la circunstancia de que su planta no se ajuste por completo al modelo tradicionalmente empleado para las edificaciones de uso hospitalario.

En 1706 se hicieron entonces algunos añadidos al proyecto original, buscando la mejor adecuación a sus nuevas funciones, inaugurándose finalmente el hospital el 11 de noviembre de 1724. En sus salas tienen acogida al principio, además de los enfermos pobres, los presos y dementes e incluso transitoriamente, es hospital militar durante la Guerra de Independencia.

Es el 1837 cuando se destina a Hospital de Agudos, enfermos crónicos y terminales, los cuales las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl, se harían cargo, hasta 1969, que es la fecha en la que su actividad sanitaria cesaría.

Su Impresionante Botica

Entre 1871 y 1874 fue sede de la Facultad de Medicina de la Universidad Libre de Córdoba, ya que era el único de los existentes en su época que reunía todas las características necesarias para hacer compatible la docencia teórica con la práctica y con la labor asistencial.

Entre las estancias más relevantes de su pasado, nos queda una impresionante botica, que a día de hoy es una de las boticas de universidades de más importancia a nivel nacional.

Una estancia rectangular, con estanterías de madera que guardaron las fórmulas magistrales, plantas y extractos medicinales que los galenos dispensaban a los enfermos del hospital. Cuando entramos a la botica, retrocedemos al siglo XVIII, es una reliquia de cual se ha tratado con sumo cuidado durante su recuperación y musealización, respetando el mobiliario así como sus albarelos al estilo del Siglo XVIII, que son los botes donde se guardaban las fórmulas farmacéuticas, y los demás instrumentos antiguos, pildoreros, un molde para óvulos y supositorios. Sin duda esta botica es de referencia para la profesión.

Hospital del Cardenal Salazar - obranuevaencordoba

Nos adentramos al Hospital

Como ya hemos citado anteriormente, el edificio data de principios del siglo XVIII, sobre una casa de estilo mudéjar, en la cual tenía una capilla de ese mismo estilo, que es la Capilla de San Bartolomé. Pero ahora vamos a centrarnos en las dependencias que formaban parte de dicho hospital.

A lo largo del siglo XIX y en el XX el hospital fue cambiando y ampliando sus dependencias y así pasó a ser colegio universitario en 1970, tras la extinción de aquel en 1969. Rafael de la Hoz Arderius construyó el vestíbulo de columnas previsto como antesala de un salón de actos que nunca se llevó a cabo.

En 1980 se proyectó la ampliación del recinto con nuevos espacios de estética pretendidamente postmoderna, que rompe el armónico vestíbulo de la Hoz. Contiene biblioteca, salón de actos y despachos.

Los patios del Hospital del Cardenal Salazar

El edificio presenta planta casi rectangular, en la que  hay dos patios de desigual desarrollo, en torno a los cuales se estructuran las diversas dependencias que componen el recinto.

El patio principal, sobrio y bien proporcionado, es cerrado y de doble planta, solución que se da con frecuencia en la arquitectura cordobesa de esos años. Muestra vanos rectangulares rematados por frontones triangulares en el cuerpo inferior y curvados en el superior, articulándose en vertical por medio de pilastras. A este patio abren galerías cubiertas por bóvedas de arista apeadas en ménsulas, tanto en la planta alta como en la baja.

El patio claustral, también de dos plantas, presenta arcos de medio punto de ladrillo sobre columnas en la zona inferior, en tanto que la parte superior, cerrada, tiene vanos rectangulares cuya única decoración la constituye el sencillo marco de fábrica que lo rodea.

Entre ambos patios está colocada la escalera principal del edificio, que destaca al exterior como torreón. De proporciones muy bella, está concebida en dos tramos de sentido inverso unidos por un amplio descansillo y con embocadura de arco doble. La cubre una bóveda de cañón con lunetos.

Entre las dependencias conservadas del antiguo edificio conviene destacar las antiguas capillas alta y baja, actualmente convertidas en aulas, ambas de planta rectangular con cubiertas abovedadas en las cabeceras y de cañón escarzano en la nave. Sobre la puerta de acceso a la capilla baja se halla una ménsula , de estética setecentista o del siglo XVII en diseño similar al de un ático de retablo, en el que está alojada una imagen del arcángel San Rafael, representado con sus tradicionales atributos: el bordón de peregrino y el pez.

En el exterior la construcción muestra también dos pisos, cuyos vanos se decoran con idéntico ritmo al del patio, con frontones triangulares y curvos separados por dobles pilastras. La portada, distribuida en dos cuerpos y realizada en piedra, es adintelada con columnas exentas laterales. Por encima corre el entablamento que marca el tránsito al segundo cuerpo, donde se abre el balcón flanqueado por segmentos de frontón curvo, rematándose con un arco de medio punto sobre pilastras que cobija el escudo del cardenal. La clave del arco se resalta con un relieve a manera de acrótera con irónica cabeza de querube, a juego con la notable serie de rostros monstruosos que adornan la cornisa del edificio.

La Capilla de San Bartolomé

Se trata de un templo del siglo XIV, de estilo mudéjar, nació como consecuencia de la repoblación de la zona del alcázar viejo tras la revuelta antijudía en el 1391. Fundada como parroquia mantuvo sus funciones hasta el siglo XVII.

Hospital del Cardenal Salazar - Obra Nueva en Córdoba

La capilla es de planta basilical de única nave cubierta con bóveda de crucería, se ve que por falta de presupuesto está sin terminar, ya que hay un inicio de escaleras que sin duda conducirían al campanario y quedaron a medias.

En una de las pinturas murales estaría representada Santa Victoria, patrona de la ciudad junto a San Acisclo, con la palma del martirio y ropajes anacrónicos. En las yeserías encontramos diversos atauriques, con escritura cúfica y nasjí, además del escudo de la Orden de la Banda, que indicaría que el noble enterrado habría recibido esta condecoración.

El arquitecto Rafael de la Hoz-Arderius, en 1953, realizó una primera restauración en la que se recuperaron las yeserías policromadas. En los primeros años de la década de los 80 se realizaron las tres puertas principales de la capilla y otra del altar. Y desde 2006 a 2008 se consolidaron muros y cubiertas. La decoración interior, yeserías, azulejos y pinturas.

Actualmente la Capilla de San Bartolomé del Hospital del Cardenal Salazar, es propiedad de la Diputación Provincial y declarada Bien de Interés Cultural.

No sé si sabéis que algunos sábados se puede visitar tanto la capilla como la botica, animaros a visitarlo porque es una experiencia fantástica llena de historia y emociones.

 

Hosting

Esperamos que os haya sido útil la entrada «Hospital del Cardenal Salazar. Edificios con historia«. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Córdoba y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

 

 

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

uno × 4 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies