fbpx

La Casa Batlló. Arquitectura singular por el mundo

la casa Batlló arquitectura singular por el mundo

Un referente en el mundo del modernismo catalán es la Casa Batlló, del genio de la arquitectura Antonio Gaudí, y uno de los monumentos más visitados de Barcelona, en gran medida por su belleza y originalidad.

Antonio Gaudí nació en 1852 en Barcelona y murió en la misma ciudad en el año 1926. Es el máximo exponente del modernismo catalán. Como arquitecto es el creador de diversos proyectos de incalculable valor que ha convertido a la ciudad condal en símbolo del movimiento modernista. Es el caso de la Sagrada Familia, la Casa Batlló, la Casa Milà, La Pedrera o el Parque Güell, entre las más representativas. Muchas de ellas han sido consideradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, lo cual las ha dotado de una gran relevancia como monumentos emblemáticos y atractivos turísticos que han convertido a Barcelona en una de las ciudades europeas más visitadas por turistas de todo el mundo.

La Casa Batlló, una fachada que evoca el mar

La Casa Batlló fue construida en 1875 por Emilio Sala Cortés, pero sería en 1903 cuando tomaría su nombre gracias a sus propietarios Josep Batlló i Casasnovas, una familia acomodada de la alta burguesía catalana, quien contrató a Antonio Gaudí, quien fue quien la remodeló y le dio el aspecto que tiene en la actualidad. Situada en el Paseo de Gracia, pertenecía al plan del Ensanche barcelonés iniciado en 1859, junto con otros edificios de la zona, como La Pedrera, pertenecen a la gran obra del modernismo.

Una curiosidad de La Casa Balltó es que está ubicada en lamanzana de la discordia. Esto se debe a que junto al edificio se elevan otros también muy llamativos. Cuando finalizó la construcción de la casa, otros reputados arquitectos decidieron reformar los edificios colindantes para hacerlos destacar sobre los demás, como la Casa Amatller  de Josep Puig i Cadafalch o la Casa Lleó Morera de Lluís Domènech i Montaner

Su imponente fachada, se hizo con piedra arenisca de Montjuic, una roca sedimentaria de tipo detrítico, es decir, que está formado por varios fragmentos, de color variable, que se completó como elemento final con una técnica que se ha convertido en una de las señas de identidad del modernismo catalán, el trencadís, que consiste en revestir toda la fachada con cerámica de pedazos de cristal de varios colores unidos por argamasa, lo que hace que brille de manera espectacular con la luz.

Es posible que en un primer vistazo pase desapercibido, pero la realidad es que la fachada de la Casa Batlló es ondulada. Esta ondulación, sumada a sus destacables tonalidades azules, recuerda a un mar en calma. Destacan las columnas que adquieren forma ósea con ornamentos vegetales, junto con la carpintería de madera maciza de formas sinuosas curvilíneas y los cristales que contienen vidrios de colores con formas circulares, hace que muestre un espectáculo visual que simula a un supuesto movimiento mareante del edificio.

Los balcones incluyen barandillas de hierro con ondas que aporta esas curvas típicas de los edificios de Gaudí, así como las ventanas. Los balcones del edificio también tienen forma redondeada. El conjunto ofrece un hermoso efecto visual especialmente en la primera hora del día y al atardecer.

Un interior bien pensado

El arquitecto no sólo se centró en su fachada, si no en el conjunto, ya que cuidó los detalles arquitectónicos al máximo ofreciéndole la practicidad y funcionalidad que en ese momento la mayoría de los edificios carecían.

Gaudí encontró la inspiración en el mundo marino para ambientar el interior de la casa. De hecho, hay diversos elementos arquitectónicos que así lo corroboran. Para los más románticos, los tonos rosáceos, verdosos y azulados que invaden las vidrieras y cada rellano de la casa, recuerdan a las ondas del mar. A su vez, el vestíbulo de entrada que inicia lo que será el recorrido por este espacio, tiene límites irregulares que te envuelven.

Como decíamos se centró en la fachada, pero también en la planta principal, el patio de  luces y en la azotea, las dotó de diseño vanguardista. Un interior con una gran iluminación, ventilación excelente que aportaba confort a todas las estancias.

El patio interior se encargaba de la ventilación de las estancias interiores que eran las destinadas al servicio pero también a los salones y dormitorios que daban a la fachada principal. Y es que la clave del interior del edificio eran precisamente esas formas curvas y onduladas

Existen tres accesos o entradas a la Casa Batlló, una de acceso a la vivienda, otra a una tienda y la última a las cocheras. El primero está construido en hierro y vidrio y los otros en madera maciza.

El guiño a Sant Jordi

La azotea es una parte peculiar del edificio a la que se accede desde la buhardilla mediante una escalera de caracol. Allí encontramos 300 metros cuadrados que albergan salidas de humo y de ventilación, con formas redondeadas y curvilíneas, siguiendo con la línea de la fachada y el interior. Figuras casi escultóricas que demuestran la obsesión por del detalle y la estética de Antonio Gaudí, incluso en los elementos más, a priori mundanos, de la azotea de una casa particular.

Según diversas interpretaciones, la cubierta de la fachada podría evocar a un dragón en reposo. Su textura y forma ondulante recuerdan a la piel escamada de este ser mitológico. Incluso, una de las muchas denominaciones que recibe esta edificación es precisamente “la casa del dragón”. Hay quien va más allá y relaciona las tejas de cerámica dispuestas de manera intencionada como homenaje a la figura de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Siguiendo esta interpretación, la cruz de cuatro brazos que corona el pequeño torreón simboliza, para muchos, la espada que este caballero utilizó para derrotar al dragón, de acuerdo con la conocida leyenda de esta provincia.

Pronto podremos disfrutar de los viajes de nuevo, de las visitas a museos y lugares de interés, y este sin duda puede ser tu próximo destino, visitar la preciosa ciudad de Barcelona y deleitarte con una arquitectura única en el mundo.

Esperamos que os haya sido útil el post «La Casa Batlló. Arquitectura singular por el mundo» que nos escribe nuestra colaboradora Ángela Gómez. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Córdoba y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en Facebook e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de e.mail no será publicada

14 + cinco =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies